miércoles, 29 de agosto de 2018

[Juegos de mesa] Stone Age

¿Qué tal jugadores? No es ningún secreto que me encantan los juegos (de mesa, de cartas, wargames, videojuegos...), y en mis últimas vacaciones me he juntado con otro amigo jugón, teniendo la oportunidad de revisitar algún juego conocido o probar otros que no había visto aún. He pensado que podría ser interesante escribir algo breve sobre estos juegos de mesa, y he decido empezar por hablar de Stone Age.





Lo primero, Stone Age es un juego de mesa de acceso amigable pero no básico. ¿Qué quiero decir? Bueno, yo suelo categorizar los juegos de mesa en cuatro niveles.

1. Juegos de mesa clásicos (y relativamente fáciles). Son los juegos masivos que puedes encontrar en cualquier sitio, sean un poco más complejos y largos o no. Me refiero al Monopoly, el Cluedo, el Risk, el Trivial...

2. Juegos de mesa sociales (y que suelen ser fáciles). Estos juegos tienen una explicación corta, suelen tener duraciones menores o en torno a una hora, y son juegos que fomentan la interacción por encima de la competitividad. Por lo general, son ideales para echarse unas risas con amigos, o para sacarlos después de cenar, y ganan si hay bastantes jugadores (bastantes me refiero a más de 4). Un ejemplo para mí es el Díxit, del que hablaré en otra entrada.

3. Juegos de mesa intermedios (como Stone Age). Aquí cruzamos la frontera hacia los "juegos frikis", aunque en los últimos años se han popularizado bastante más y una tarde de juegos de mesa es algo mejor visto. Estos juegos suelen tener un componente táctico/estratégico importante, cierta competitividad, y aunque las reglas no sean excesivamente complejas, hay más cosas que controlar y decisiones que tomar. Normalmente se juegan con 3-5 jugadores y la duración se acerca a las 2 horas.

4. Juegos de mesa complejos. Estos son los juegos frikis puros. Hablamos de juegos desafiantes, en que hay que comerse la cabeza, lo que no significa que no sean divertidos y haya risas. Son juegos en que la explicación puede ser extensa, a veces es conveniente que todos los jugadores se hayan leído las reglas previamente, y cuya duración va de las 2 horas a las 6 (o más). Para mí un ejemplo puede ser Arkham Horror, que es especialmente peculiar porque es un juego cooperativo, no competitivo.

Pasada la intro, hablemos de Stone Age. En este juego, estáis al mando de una tribu, representada con cinco "miembros", a los que en cada turno les daréis tareas, y luego alimentaréis. El objetivo del juego es la acumulación de puntos, pero hasta el final no vas a ser realmente consciente de cuántos puntos tienes o cuántos tienen tus rivales. Aunque hay bastantes variables y tipos de marcador, la dinámica es sencilla.



El jugador que empieza el turno (que va variando de manera rotatoria) destina aldeanos a una tarea (tantos como quiera, pueda y quepan en dicha tarea), y luego el siguiente jugador destina a una tarea a algunos suyos. Cuando te vuelve el turno colocas aldeanos en otra tarea (y algunas ya no tendrán sitio) hasta tener todos ocupados. Cuando todos los jugadores han terminado, se ejecutan las tareas. Estas tareas son:

-Desarrollar la agricultura (solo un aldeano cabe): En adelante necesitas alimentar un aldeano menos al final de los turnos.
-Desarrollar la tecnología (solo un aldeano cabe): Obtiene una herramienta, que permite aumentar una tirada de dado en 1, una vez por turno completo.
-Desarrollar la familia (colocas dos aldeanos en una cabaña para que hagan un bebé): Consigues otro aldeano (empiezas en 5 y el máximo es 10) para los siguientes turnos, pero debes tener en cuenta que hay que alimentarlo.
-Recolectar recursos (comida, madera, barro, piedra u oro): Por cada aldeano destinado, tirarás un dado y divides tu resultado completo por un número, resultando los recursos totales. Por ejemplo: pones dos aldeanos a recoger madera. Tiras entonces dos dados. Obtienes un 3 y un 4 (7 en total). La madera tiene un divisor de 3, por lo que solo podrías obtener 2 maderas. Si tuvieras dos herramientas previamente, podrías sumar 2 a la tirada para llegar a 9. Ese resultado de 9, entre 3, daría 3 recursos de madera.
-Comprar cartas. Las cartas se compran con recursos de tu elección (menos comida), en cantidades de 1 a 4, y te dan beneficios. Pueden darte un recurso distinto, una mejora de agricultura, herramientas, algo al azar...y por lo general tienen después un bono de puntos al final de la partida. Por ejemplo, podrían darte 5 de comida al comprarlas, y luego al final "ganas 1 punto por cada aldeano que tengas". 
-Construir casas. Esto es lo más simple. Te piden una cantidad de determinados recursos y a cambio te dan puntos, directamente.



La estrategia radica en pensar hacia donde te quieres orientar o de donde sacar tus puntos. Puedes ir a comprar muchas cartas, a edificar y recolectar recursos, a hacer crecer la tribu para poder realizar más acciones...pero claro, como los huecos para hacer cada cosa son limitados, tus rivales pueden taponarte (por ejemplo poner 7 aldeanos en el bosque para que toda la madera esté copada).

Al final del turno hay que gastar 1 de comida por aldeano (menos las mejoras de agricultura), así que hay que tener bien controlado ese recurso.

La partida acaba cuando se terminan las cartas comprables o cuando uno de los montones de edificación acaban, y entonces se cuentan puntos. Esto implica que el final no es del todo predecible, y le da cierta gracia.


El juego tiene un par de detalles más, que descubriréis si lo probáis, pero resulta entretenido y no es largo. Tus decisiones son relevantes, las de tus rivales también, y tiene el pequeño factor azar de los dados en la recolección de recursos.

Personalmente, he jugado dos veces, y me parece un juego recomendable para hacer la transición de los puntos 1 o 2 de mi escala, al punto 3. Además si cambias de estrategia en cada partida, verás que es perfectamente viable jugar con los 5 aldeanos iniciales, o ir a por los 10 lo más rápido que puedas...pero lo que es seguro es que las cartas comprables son muy importantes.

Hasta aquí la entrada de hoy, con una explicación breve y una opinión breve. Si habéis probado el juego y queréis añadir algo, no dejéis de comentarlo. ¡Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario