martes, 12 de enero de 2021

[Escalada] La escalada de Hanscloud: Diciembre 2020

Muy buenas a todos. Lo primero, desearos por mi parte y por la de todo el equipo de Leyendas en Miniatura un muy buen Feliz Año nuevo, y espero que hayáis pasado estas fiestas lo mejor posible.

Aunque suelo pintar varias cosas a lo largo de los meses, luego nunca me acuerdo de hacer un artículo, así que aprovechando que este mes he estado cerca de casa voy a aprovechar para recopilar lo que me ha dado tiempo a pintar en este mes de diciembre.


Principalmente, quería pegarle un empujón a mis demonios de Slaanesh. Los pobres se habían ido acumulando poco a poco durante los años, y con la reciente llegada del material de las nuevas cajas dobles había que hacer sitio. También he acabado de pintar algunas cosillas para mortales. En definitiva, ha sido un glorioso mes para el Caos.

Voy a comenzar con los personajes:


Príncipe demonio / Azazel.

Siempre le he tenido mucho cariño a esta miniatura y por fin tuve la excusa para pintarla, servir de general a pocos puntos.






Hechicera del caos

De la marca Reaper. Se ajusta bastante al perfil de mi ejército de bárbaros. Si tengo que sacarle alguna pega es que está hecha de plástico blando y se dobla continuamente, pero al fin y al cabo sería el comportamiento normal de una fila de huesos atados ¿no?






Paladín del caos

Esta miniatura es de una marca que desconozco, podría ser quizá de Rackam. Fue una ganga ya que no tenía brazos cuando la compré, pero nada que no solucione la caja de restos.




Paladín del caos en corcel (diablo)

La idea de esta miniatura era darle un doble uso, paladín del caos y druchii ungido.

Con los restos de un Malekith, una cabeza de pulpo de la caja de restos y una pieza creo que tiránida.

El diablo es de Gamezone.






Paladín "a caballo"

Debido a un error cuando jugaba de pequeño, siempre pensé que el paladín podía ir montado en corcel de Slaanesh (el caballo) y no un diablo (el monstruo) así que me conversioné una diablilla de Juan Díaz para que tuviera un par más de brazos (que nunca vienen mal).

Ahora sobrevive como soldado de fortuna...digo como paladín con marca de Slaanesh en corcel del caos normal, o como campeona diablilla.






Heraldos de slaanesh a pie

Como veis no tienen peana. Seguramente los acabe poniendo en los futuros carros que están en chapa y pintura. O quizá les haga peana para usarlos a pie... 



Vamos a seguir con las tropas:


Diablillas a pie

Dos unidades de 15 para hacer el centro de cualquier lista demoníaca. 

Una de ellas está hecha con diablillas de Juan Díaz (con grupo de mando conversionado) y otro con diablillas de plástico, a las que añadí piezas de las diablillas montadas y del carro de la demencia.












Diablillas montadas

Las primas rápidas de las diablillas.

La primera de las unidades la hice hace muchísimos años cuando aún sólo existían las de Juan Díaz y encontrarlas era casi imposible. Así que compré un blíster de diablillas a pie y una caja de gélidos y empecé a conversionar. Cuando me hice con una caja de las diablillas de plástico a pie pude terminar la unidad.






La otra unidad apenas tiene bits para personalizarlas, pero alguno hay...






Carros de bárbaros

Aquí decir que hay un poco de trampa, ya que los carros estaban prácticamente acabados pero tenía que pintar las dotaciones de ambos.

El primero está hecho a partir de un carro orco y cuchillas de los juggys para los caballos. 





El segundo tenía idea de usarlo tanto de carro como de altar del caos, por ello el enano a puntito de ser sacrificado.

En éste, la paladina está sin pegar para poder sustituirla por un hechicero para representar el altar, o para usar a la misma como personaje en otra parte.

Nótese el jabato-mastín, lo que hace el aburrimiento y la masilla...





Furias

Hechas a partir de diablillas a pie y unas alas que compré de segunda mano.





Engendros

Gracias a la multitud de bits que vienen podemos personalizar muchísimo a estos bichos. Y la de bits que quedan para la caja de restos... A mi juicio, a nivel de la caja de milicia imperial en cuanto a sobrantes.





Vamos para acabar con los bichos gordos:


Glorioso carro de la demencia

Hasta que alguien (guiño, guiño) no se ponga con las reglas de este carro estará condenado a permanecer en la vitrina, ya que actualmente con las reglas de Caballeros está prohibido. Pero cuando sea ajustado pisará mesa sin dudar. Es una miniatura preciosa. Y yo la he destrozado.





Aplastador de almas

Hace tiempo lo tuve y lo vendí  (pero no dos veces como nuestro apreciado Dani y su terrorsaurio) y me puse con él en cuanto me llegó.

En cuanto a reglas me parece que personifica perfectamente su tamaño: una resistencia sólo al alcance de máquinas de guerra.






Pues eso es todo por hoy, por este mes y por ese año.

Espero que hayáis disfrutado. ¡Nos leemos!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario