jueves, 8 de octubre de 2020

[NOTICIAS/OPINIÓN] El nuevo viejo Heroquest

Buenos días novicios y veteranos. Uno de nuestros escribas ("más talluditos"), Peto, tenía en el horno un artículo a raíz del revuelo causado por la página web espontánea que sacó Avalon Hill mencionando el Heroquest, y el posterior relanzamiento del juego mediante una campaña de Pulse (sí, una de las mayores compañías de juegos del mundo...saca juegos mediante crowdfunding). Y como en este blog suele pasar, dejamos de lado el comentarlo en primicia, y os lo contamos con nuestra opinión, que para eso nos leéis. 


Buenos días amantes de los bosques,

Y amantes de las mazmorras, porque sí, hoy vamos a hablar del lanzamiento del Heroquest 25 aniver… espera, no, ese no que salió bastante mal y, para más inri, todavía hay gente que está en litigios con Gamezone y no hemos venido aquí para esto, sino para hablar de la nueva edición de Heroquest que acaban de sacar Hasbro y Avalon Hill.

No fue hace pocos días cuando nos llegó la noticia de este proyecto y todos los amantes de este viejuno juego empezamos a babear un poquillo. ¡Qué recuerdos! ¡Qué tardes míticas! ¡Maldita la sala en la que estaba la Gárgola! ¡Y maldito el goblin que llegaba al cuerpo a cuerpo hasta el hechicero! Un juego que nos metió a muchos de los nacidos en los 80 en el mundo creado por Games Workshop.


Pues sí, esta vez el kickstarter de Hasbro y Avalon Hill va a salir adelante porque en menos de un día ya había alcanzado el objetivo del millón de dólares, sí, como lo oís, un uno con sus seis ceros. Para el que no lo entienda así lo escribo en número: 1.000.000. Y además tiene ciertos
stretch goals según se vaya llegando a los 1.200.000 y a los 1.400.000 y así hasta llegar a la insulsa cantidad de 2 millones de dólares (ni más ni menos), que auguro alcanzará.


Bueno, veamos lo que trae el juego, pues ahí la primera sorpresa: Lo mismo que en el original (buhhhh!!! Esto no es sorpresa, menuda mierder de artículo…) Vale, no será mucha sorpresa pero es que todo es de plástico, es decir, las minis y los elementos de escenografía que en el original eran de cartón en su mayoría. A saber: Los 4 héroes, que son el bárbaro, el enano, el elfo (que en esta edición es elfa) y el mago. Después tenemos a la gárgola, al mago del Caos, los 4 guerreros del Caos, 4 esqueletos, 2 zombis, 2 momias, 6 goblins, 8 orcos y 3 abominaciones; y sí, antes eran los Fimir pero resulta que Games Worshop se ha guardado los derechos de autor de esta mini por un motivo un poco escabroso, el cual si queréis saber tiene que ver con sus prácticas reproductoras (y no voy a decir más que nos leen niños). He de decir que las minis tienen más semejanza con el Warcraft que con la estética de Games Workshop, pero para gustos, pues colores.





Por otro lado la escenografía que trae está chula, también de plasticazo, algo que mejora al juego original y trae 2 mesas, 3 cofres, 2 librerías, 1 armario, 1 chimenea, 1 potro de tortura, 1 armería, 1 altar, 1 mesa de alquimia, 1 tumba, 1 trono, 16 puertas abiertas y 5 puertas cerradas. Aparte de traer el libro de reglas, el libro de aventuras, 8 dados, cartas de héroe y de monstruo y las cartas de tesoro, de armería y de hechizos, entre lo que se incluye un mazo de magia que yo no recuerdo de los 4 originales, a saber Tierra, Agua, Fuego, Aire y el nuevo que es Dread, lo que traduciremos valientemente como Miedo.





Una vez visto esto veremos que su precio son 100 dolarines. Desde mi punto de vista caro cuando las mismas cosillas en impresión 3D valen bastante menos, pero bueno, ahí está el precio. También decirte que tienes la opción de poder hacerte con las dos expansiones de La Torre de Kellar y La Corte del Rey Brujo añadiendo 50 machacantes más al original, lo que saldría por 150 pavos.




Vamos a hablar de los bonus y stretch goals que se consiguen.

Lo primero es hablar de 4 héroes más, que son los mismos sólo que les cambian el sexo, es decir que tendríamos una bárbara, una enana, un elfo (recordemos que el que te dan de base es una elfa) y una maga. Si veis las minis son exactamente iguales y lo único que han hecho ha sido poner un par de bultos en el pecho o quitárselos, creo que se lo podían haber currado un poco más. Sinceramente me parece una cutrez bien gorda.

Hay otro bonus que es una mini de Sir Ragnar, que debe ser algo como un pordiosero de las mazmorras que lleva una barba de varios meses, una antorcha y los pantalones bastante raídos. Esta mini me parece chula, para ser sincero.


El primer
stretch goal es el de una hechicera que debe ser un personaje más, para que el valdrá el nuevo mazo (digo yo), el segundo trae 6 dados extra de combate que creo son totalmente innecesarios, el próximo 2 esqueletos extra, el siguiente 2 goblins extra y el último es un libro de aventuras con una aventura extra que ha generado el creador del juego, el famosísimo Stephen Baker, más conocido en el mundo hispano como Esteban Panadero.

Bien, ahora vamos con las opiniones que he recogido de un grupo de personas, incluido un servidor acerca del juego.

Si te relees las reglas en castellano del juego hoy en día, como hice yo un día aburrido durante el confinamiento, te das cuenta de que es un juego bastante sencillo, le falta cierta profundidad. Por ejemplo todos los monstruos tenían una sola herida, lo que resultaba en que era bastante fácil para los héroes matar a bichos gordos como la gárgola o los guerreros del caos. Podría arriesgarme y decir que está pensado para niños de 12 años.


Es más, las reglas en castellano traían varias erratas, como el que no aparecieran las reglas de pérdida de puntos de mente; o que ponía que era el enano el que llevaba un mazo de hechizos, no el elfo; o reglas mal definidas en las cartas como el hechizo de tierra que te permitía atravesar paredes, que no especificaba que ocurría si atravesabas una pared que no daba a una habitación (¿te salías del tablero?).

Parece ser que gran parte de estas cosas se arreglaban en la versión americana del juego donde las reglas estaban un poco más pensadas y no eran tan simplonas. Es más, no sabemos, porque yo no he visto las reglas por ningún lado, si han arreglado todo esto o se ha quedado como antaño.

Por otro lado ahora la única edición que existe está en inglés (aparte de que por ahora no se ha comercializado en Europa, pero esto es otra historia) y aunque estés muy versado en la lengua de Shakespeare, sinceramente, mola tenerlo en castellano por una simple razón y es la historia que aparece recuadrada en el pequeño pergamino que el “máster” debe leer antes de la aventura que vayas a jugar. Aunque no sé si será mejor que, cuando llegue a nuestro país, lo traduzcan o no, porque los traductores de las grandes compañías españolas de juegos de mesa dejan algo que desear.

A muchos de los que hablamos acerca de esta edición nos parece que le han dado un simple lavado de cara con las minis, haciendo el mobiliario de plástico y redibujando las cartas, aunque parece ser que han dejado un dibujo muy parecido al del juego original de 1989. Por otro lado, he oído en varios lugares que han añadido un dado negro aunque no lo haya visto en lo que muestra Hasbro en sus fotos; y cuyo uso no he visto especificado tampoco en ningún lado.


En último lugar el precio es, desde mi punto de vista abusivo. Me da la impresión de que juegan con el recuerdo de lo que nos hizo sentir el juego en nuestra niñez, porque no nos engañemos, cuando éramos pequeños, el Heroquest era 
EL JUEGO, y por ello se han subido un poco a la parra; es más Games Workshop no ha querido tener nada que ver con el juego de Hasbro, lo que me hace pensar dos cosas: La primera es que el juego de los `90 fue un gancho de GW para que jóvenes adolescentes se metieran en el mundo de Warhammer, que es realmente de donde la afamada compañía inglesa obtenía beneficios. Y la segunda es que Hasbro se ha currado bastante poco esta nueva edición y lo que ha hecho ha sido un simple lavado de cara, como ya he dicho antes.

Para seros sincero y no queriendo hacer apología de otros juegos he de decir que si las reglas son como las de 1989 no es un juego de mazmorreo que sea elegante para hoy en día. Los hay muchísimo mejores que, siguiendo más o menos el legado del Heroquest, son más baratos, algo más complejos y aun así dan para varias horas de juego, como pueden ser el Mice & Mystics, Gloomhaven o Imperial Assault (para los que les guste la temática de Star Wars).

Sea como sea repito que es una opinión personal de varios jugones de antaño y alguno más jovencito. Y antes de apostar por un no rotundo a su compra decir que quedan algunas incógnitas acerca de reglas o nuevas mecánicas dentro del juego, porque todavía, que un servidor sepa, no se tiene acceso al nuevo reglamento.

Saludos desde el Roble Eterno,

Peto

No hay comentarios:

Publicar un comentario