domingo, 22 de abril de 2018

I TORNEO LEYENDAS EN MINIATURA (Crónica del jugador)


Muy buenos días/tardes/noches generales, hoy os traigo un artículo un poco distinto. Como sabréis, el 14 de Abril celebramos en Madrid el I Torneo Leyendas en Miniatura de Warhammer Fantasy 7ª edición con MDNR, y tuve la suerte de poder participar. Creo que Rass y Nalter, que han llevado el peso de la organización van a publicar un artículo sobre el torneo, desde su punto de vista, así que yo os traigo éste en el que os voy a contar mis sensaciones, mi experiencia y mis partidas.

Aviso a navegantes: Es largo, así que igual da para leerlo a trozos.





Vamos a empezar el artículo por los agradecimientos (muy loco todo) porque para mí es la parte más importante:

-A los organizadores del torneo, y árbitros, de manera completamente altruista. Rass y Nalter, ¡en el próximo jugáis vosotros! Organización impecable y resultado excelente, no se puede pedir más.

-A los que aportásteis la escenografía, principalmente Rass y Pumu, se agradece un montón el jugar en mesas tematizadas y con escenografía en 3D.

-A GoblintraderNorte, por cedernos el espacio y las mesas, así da gusto.

-Otra vez a Rass (que pelota estoy hoy) por dejarme su ejército bretoniano. Lamentablemente no cuento con 2000 puntos reales de Orcos y Goblins para hacer una lista legal, pero Bretonia se portó muy bien conmigo.

-A mis oponentes, Pumu, Alberto y Julio, por tres partidas fantásticas, entretenidas, y un desafío de verdad.

-A todos los participantes del torneo (Alberto, Julio, Pedro, Yannick, Pumu, José Juan, Dani, Adán, Álvaro, Jorge, Manu, Miguel y Juanma), el ambiente fue genial, la competición disputada, las risas abundantes…yo creo que todos aprendimos un montón y nos lo pasamos bien, que era la idea. Yo he jugado decenas de torneos de Magic the Gathering, y nunca lo había hecho tan agusto.

-A todos los compañeros que no podían permitirse jugar el torneo completo, pero se pasaron a saludar, echar un vistazo, comentar anécdotas…lo más divertido de Warhammer es el aspecto social.
-A Namarie y a todos los colaboradores que hacen posibles los Manuscritos de Nuth Reloaded.

-Y para terminar a los lectores, porque mola un montón que luego la gente te pregunte por tus artículos, y porque la acogida del blog nos ha animado a pensar en este evento.

Ahora os voy a hablar un poquito de mi impresión del torneo, aunque lo haya dicho por ahí arriba.

La organización estuvo increíble, empezamos en hora, con emparejamientos en mesas temáticas, misiones distintas en cada ronda, nuestros organizadores-árbitros-reporteros pendientes de todos los detalles y disponibles para que les incordiáramos…normalmente soy yo el que recibe las preguntas de reglas, pero esta vez me tocó ser el que preguntaba y no decepcionaron.

El ambiente brutal, yo al menos estuve hablando con prácticamente todos los jugadores en algún momento (y no, no los conocía a todos, así que el torneo ha atraído gente a los MDNR), debatiendo, comentando, hablando tanto de juego como de pintura, de estrategia o incluso de mi experiencia trabajando fuera. Los descansos entre rondas además lo propiciaban, y comer todos juntos fue una risa continua. También me hicieron mucha gracia algunas listas, pensadas para ser especialmente divertidas (Jorge, te admiro por jugar con dos gigantes, ya lo sabes) o molonas (véase mercenarios o culto a Slaanesh). Además la deportividad reinaba, no vi a nadie quejarse ante una decisión arbitral, o ponerse cabezón en ningún momento, se permitió corregir decisiones, se repitieron todos los dados cuando había duda…¡para mí lo más difícil del día fue votar para el jugador más deportivo!

El aspecto lo veréis en todo su esplendor en el artículo de la organización, pero sin dejar de valorar la escenografía, los ejércitos eran espectaculares. Carros de Khemri, mantícoras, tanques imperiales, gigantes, sagrario mortis, guardias del templo, guerreros del caos…la lista de miniaturas dignas de foto no acababa nunca. He de decir que el premio que decidía Goblintrader (el de pintura) querían dárselo a mis cuñas bretonianas, pero claro, las había pintado Rass, y darle el premio al organizador…creo que tenía todo el sentido pasarlo al segundo clasificado de pintura, porque Pumu es un manitas increíble. Creo que incluso pinta por encargo, ahí os lo dejo…

Por último, hablando del nivel de juego, había jugadores bastantes duros, ya curtidos en MDNR, y otros reentrando al juego o a la edición, pero por lo general estuvo muy disputado. Por ejemplo, al final de la primera ronda, casi todo habían sido empates o victorias marginales, y yo al menos lo que más valoro es que una partida sea desafiante, más que el resultado en sí. Aunque a nadie le hace daño ganar, ¿no?

Hablando de mi torneo en concreto, como ya he dicho jugué una lista de Bretonia, que podéis ver comentada  y explicada por encima aquí. El plan era jugar agresivo, con tres unidades amenazantes, algunas básicas móviles, algunas básicas para ocupar cuadrantes u objetivos, dos unidades pequeñas de disparo para eliminar caballerías rápidas y la unidad de pegasos porque yo valoro extremadamente alta la movilidad del ejército. Mi magia era para dispersar básicamente.

Ronda 1:

Bretonia (Cordo) VS Condes Vampiro (Pumu)
Entorno Bretonia
Escenario Batalla Campal


Pumu es un jugador habitual del grupo y colaborador del blog, usuario de condes vampiro e imperio, y próximamente enanos del caos y enanos. La verdad que hasta ahora sólo había jugado con o contra él en partidas por equipos, pero es un jugador muy duro, y saber que mis cuñas se iban a quedar trabadas contra unidades de zombis o esqueletos me dio muy mala espina. Si mal no recuerdo Pumu llevaba un gran nigromante nivel 4, dos nigromantes nivel 2, un neonato dragón sangriento a caballo, unos lobos espectrales, unos esqueletos, unos zombis, unos espectros, una unidad grande tumularios, unos caballeros negros, vargheist y sagrario mortis.


Pumu desplegó ciñéndose al flanco, así que yo hice lo mismo, dejando unidades prescindibles en mi otro flanco intentando acabar con los espectros a base de superioridad numérica, ya que el único arma mágica era la del comandante. En magia escogí saber de las bestias, pero no me salió nada interesante. Pumu con tanto nigromante tenía casi todos los hechizos y varios para repetir.

Impresionante verlo enfrente, ¿o no?


En el primer turno los dos nos posicionamos, yo tontamente le hice una herida a mi hechicera con el Cáliz de Malfleur cuando intentaba generar dados de dispersión, y Pumu me coló una Invocación de Nehek a los zombis con fuerza irresistible y justo detrás una Maldición de los Años (también con fuerza irresistible) que se llevó por delante dos caballeros. Yo a base de disparo eliminé a los lobos espectrales, ya que quería atraer a los vargheists aprovechando su furia asesina, para lo que usé como señuelo los hombres de armas a caballo.




En el turno 2, tal y como pretendía, los vargheist fallaron carga al huir mis hombres de armas a caballo, y Pumu se tuvo que mover intentando arreglar el desaguisado. Además no le entraron los hechizos (por mala suerte en los dados) así que pude dispersar sus portahechizos, descubriéndolos.




Yo vi mi momento y me lancé a la yugular. En el flanco débil intenté lanzar la pelota de hombres de armas al flanco de los espectros (con éxito) y fallé el terror con los hombres de armas a caballo que huyeron. La cuña de noveles con el portaestandarte de batalla se tiró contra los zombis, los pegasos y la cuña pequeña de caballeros del reino a los vargheists, y como me parecía overkill meterle más ahí, lancé la cuña grande con comandante a por el sagrario mortis.



Además mis disparos mataron a 5 tumularios (que alguien me lo explique), los espectros se vinieron abajo, media de zombis la palmó, los vargheist fuera, y el sagrario mortis también. En este momento Pumu estaba desmoralizado, y me dijo explícitamente que si al siguiente turno no mejoraba me concedería la masacre. Yo me confié y la cosa se torció, y ahora os lo explicaré.


Mis pegasos arrasaron hacia los caballeros negros, la cuña pequeña hacia el sagrario mortis (antes de que explotara) y la cuña grande se pasó de frenada rodeando a los caballeros negros. Como resultado se quedó mal posicionada, además de que las otras dos cuñas y los pegasos se dejaban contracargar con facilidad.

En el turno 3, en vez de utilizar mis pergaminos de dispersión (¡¡¡¡que tenía para eso!!!!!) dejé que Pumu levantase zombis en la unidad a medias, que me levantase zombis al lado de la cuña de noveles y dispersé a dados el vigor antinatural. A continuación Pumu usó sus portahechizos para con la danza macabra de vanhel conseguir que los zombis recién levantados cogieran el flanco de los noveles y el vigor antinatural dejara pegar primero a sus caballeros negros (y yo sin dados). Todavía me estoy tirando de los pelos. Esto más los tumularios cargando a los pegasos significó que los pegasos palmaran, y el arrasamiento cogiera el flanco de la cuña pequeña. Los noveles perdieron el combate, y huyeron por miedo. Estoy viendo ahora que los caballeros negros arrasaron (cuando no podían por no haber cargado ellos) pero no tiene mayor relevancia.

En mi turno 3 intenté recomponerme, pero para empezar mis noveles con portaestandarte de batalla y hechicera no se reagruparon y se fueron del campo de batalla. Por supuesto la cuña pequeña huyó y fue alcanzada.

En el turno 4 de Pumu los tumularios cargaron a los cazadores, que en el aguantar y disparar no mataron ninguno, y huirían al final del combate. En este turno la fase de magia no era tan importante, ya que nos estábamos quedando sin tiempo y solo íbamos a jugar mi turno 4 antes de acabar la partida.



En mi turno 4 no podía hacer gran cosa, así que usé mi cuña grande para eliminar del tirón a todos los esqueletos y sumar unos cuantos puntos.

Al final, pese a haber tenido la masacre al alcance de los dedos, Pumu hizo algunos puntos más que yo, pero gracias a matar los esqueletos y a controlar dos cuadrantes (hombres de armas, y los hombres de armas a caballo que habían huido de los espectros al principio) salvé el empate.

En resumen, una partida brutal, con vaivenes, sorpresas, fuerzas irresistibles, una disfunción intrascendente, cargas, arrasamientos, disparos…yo me lo pasé pipa y empecé a ver que esas cuñas tan alargadas son unos flancos muy apetecibles.

Según la escala del torneo, se repartían 6 puntos (6-0 masacre, 5-1 victoria decisiva, 4-2 victoria marginal y 3-3 empate), así que empecé marcándome 3.

Ronda 2:

Bretonia (Cordo) VS Hombres Lagarto (Alberto)
Entorno El Imperio
Escenario Capturar Objetivos



Alberto es un jugador recién incorporado al grupo, volviendo a Warhammer Fantasy después de unas cuantas ediciones, así que aún está cogiendo rodaje. Precisamente la semana anterior hicimos unas partidas de práctica y habíamos jugado y comentado por encima los aspectos a pulir de la lista, aunque ya no había tiempo para cambiarla. Alberto jugaba con un slann de segunda generación en una pequeña unidad de guardia del templo, una unidad de saurios, una de 20 eslizones, un par de enjambres, un estegadón, dos salamandras, tres terradones y tres kroxigores.


La misión era una batalla campal con tres objetivos de control en la diagonal, que proporcionaban 100 puntos de victoria si al final de la partida se tenía una unidad básica de potencia 5 o más sobre ellos. Por suerte mi lista iba sobrada de básicas. El despliegue de Alberto tenía un centro fuerte, un flanco móvil y en el otro flanco el estegadón para aterrorizar. Jugó con saber de los cielos, aunque no le salió el cometa, y yo cogí de nuevo bestias, intrascendente de nuevo.

El turno 1 lo usamos los dos para acercarnos ligeramente, y en el intercambio de magia y disparos yo perdí 5 cazadores y 1 hombres de armas a caballo a cambio de una herida en los terradones.




En el turno 2 de lagartos, gasté un pergamino de dispersión protegiendo mis cuñas, aunque los eslizones mataron un caballero novel, y las salamandras (ojito) mataron 5 caballeros del reino (¡5!) y me hicieron huir por pánico.




En mi turno 2 hice cosas parecidas a la partida anterior. Usé los hombres de armas a caballo de cebo para que el estegadón fallara la carga, lancé los noveles contra los saurios, la cuña pequeña contra los enjambres (el estegadón causa terror, no quería fallar el chequeo y huir) y esta vez sí, la dañada cuña grande se reagrupó. En disparo cayeron 2 eslizones y 1 terradón, en combate los enjambres y 8 saurios, que fueron perseguidos, y al arrasar me topé con la guardia del templo. Los pegasos habían cargado a las salamandras (que me habían metido el miedo en el cuerpo) y los hombres de armas a los terradones, pero ambos habían huido provocando cargas fallidas.




En el turno 3 de hombres lagarto los brigands huyeron ante la carga del estegadón, y las salamandras y terradones se reagruparon. Mi arrasamiento acabó con 4 guardias del templo, pero la tozudez les hizo aguantar, perdiendo yo el bonus de mi lanza de caballería y formación en cuña para futuras rondas de combate.

En mi turno 3 básicamente avancé o me reformé, pero sí cargué con los pegasos a las salamandras, las destrocé y arrasé hacia los terradones. Poco a poco empecé a limar la guardia del templo gracias a que esta era la cuña en la que estaba el señor bretoniano.


En el turno 4 los disparos de eslizones acabaron con los 4 hombres de armas a caballo restantes y mis pegasos con los terradones. En mi parte del turno maté dos eslizones por disparo, los kroxigores cargados por la cuña menor, y la guardia del templo gracias a que los pegasos cogieron la retaguardia.

El turno 5 de Alberto fue breve, el estegadón le arreó un virotazo a la cuña menor bretoniana, y pese a la bendición de la dama, mató 3 caballeros, y me hizo huir por pánico. Menuda leche. De todas maneras en ese momento me concedió la masacre, ya que poco más podía hacer que disparar y tratar de evitarme.

En resumen, la partida se decantó de mi lado por el blindaje bretoniano y porque Alberto aún tiene que pulir su lista, pero jugó bien, con cabeza, y hubo un par de momentos clave en que me hizo verdaderos destrozos, por ejemplo la parrillada de caballero de las salamandras, o el virotazo del estegadón. Al igual que la semana anterior, fue un placer jugar con él y espero que en unos meses tengamos una revancha más.

Gracias a esta masacre, me coloqué con 9 puntos de torneo.

Ronda 3:

Bretonia (Cordo) VS Bestias del Caos (Julio)
Entorno Bretonia
Escenario Gloria y Leyenda



Julio es otro jugador recién incorporado al grupo, de retorno a esta edición de Fantasy, al que no tenía el gusto de conocer, y al que me hizo especial ilusión enfrentarme porque llevaba Hombres Bestia, que junto a Elfos Oscuros y Enanos del Caos son los ejércitos que no había tenido enfrente aún. Julio jugaba una lista extensa, con montones de unidades. Su ejército estaba comandando por un caudillo secundado por un chamán del rebaño nivel 1, y disponía de una unidad de mastines y una manada emboscadas. Además sobre el campo de batalla plantón tres carros de tuskgors, dos garragors, una gorgona, una pequeña unidad de arpías, dos de minotauros, unos cazadores ungors, otra de mastines y para redondear una unidad grande de bestigors.

La misión que jugamos era sangre y gloria, de manera que mi general daba 200 puntos de victoria extra (en vez de 100), mi portaestandarte de batalla 150 (en vez de 100) y mi otro paladín otros 150. Por su parte su general daría el bonus de 200, el chamán de 150 y la unidad de bestigors otros 150. Los dos llevábamos saber de las bestias y la magia mínima para dispersar, y el despliegue fue complicado, ya que ante tantas unidades rápidas no quería aislar mis cuñas. Renuncié al flanco de la gorgona con cebos, ya que tiene furia asesina, y me encomendé a la Dama.


Vaya...pedazo...de...¿miniatura?



El turno 1 de hombres bestia fue de aproximación cautelosa, y yo en el mío sospechaba que no podía cargarle, así que reculé unos centímetros (sabiendo que me iba a emboscar por detrás). En mi flanco débil usé a los brigands como cebo para la gorgona, y los hombres de armas a caballo para rodearla, y mis pegasos volaron para ponerse delante del bosque, entre dos carros, y negar marchas. En disparo eliminé 2 bestigors, que no era suficiente para quitarle una fila, pero también maté 3 mastines, y los supervivientes huyeron por pánico.

En su turno 2 Julio se aproximó otro poco, mis brigands huyeron de la gorgona (carga fallida) pero las arpías si los alcanzaron. Además sus cazadores ungors (su único disparo) consiguieron hacer una herida a mis caballeros del pegaso. Julio hizo sonar el cuerno, y los mastines aparecieron tras mis cazadores, y la manada en mi flanco izquierdo.




En mi turno 2 hice lo que Bretonia domina…cargar. Los hombres de armas a caballo de la derecha se lanzaron a por el carro de tuskgors, los hombres de armas a pie a las arpías, la cuña de caballeros del reino grande a por minotauros, los noveles a por otro carro, la cuña pequeña a por el garragor del flanco izquierdo y los pegasos al flanco de la unidad de minotauros restante. Las arpías huyeron pero se quedaron en el camino de una cuña…mala idea. Los hombres de armas a caballo hicieron huir al carro (gracias al músico), y se trabaron persiguiendo con el garragor libre. La cuña matarpías destrozó a los minotauros, y quedó a escasos centímetros del carro que huía. Las otras dos cuñas liquidaron a carro y garragor, pero al arrasar una se fue fuera, y la otra se paró contra mis pegasos. Que por cierto fueron los únicos en no hacer su trabajo, ya que pese a herir a los minotauros no consiguieron desmoralizarlos. Para redondear todo, los cazadores mataron 3 mastines, reduciendo su amenaza.




En su turno 3 Julio se tiró con todo (después de reagrupar el carro que huía). La gorgona se lanzó a mis hombres de armas, que superaron el chequeo de terror. Los mastines a por mis cazadores, demasiado cerca para aguantar y disparar. Los cazadores ungor del bosque al flanco de los pegasos. Los bestigors cogieron el flanco de la cuña de noveles (para variar), el carro vivo cargó a los otros hombres de armas a caballo, que huyeron, y la manada a los arqueros. No los pillaron, pero cogieron por el camino a los hombres de armas a caballo. Los otros hombres de armas a caballo, mucho más útiles, hicieron huir al garragor y lo pillaron al chocarse contra el terreno impasable del centro de la mesa. Mis pobres noveles salieron por patas, y los bestigors cogieron a los arqueros al perseguir, pero no a la cuña. Los cazadores ungor se comieron cuatro bajas y salieron huyendo, pero los minotauros resistían estoicamente. La gorgona perdió el combate, pero es tozuda con liderazgo 10, así que solo perdió la furia asesina. Vaya tortas nos estábamos dando.




En mi turno 3 básicamente reagrupé a los noveles que huían, y la cuña pequeña volvió al campo de batalla. El resto se reposicionó, y los cazadores mataron un mastín e hicieron huir al otro. Mis pegasos perdieron (reformándose los minotauros) pero aguantaron la posición.




En el turno 4 bestial, el carro restante cargó a mis noveles, pero salió rebotado. Los pegasos perdieron un miembro y huyeron, pero al ser menos de potencia 5 no hice pánico a la cuña (menos mal). Finalmente la gorgona se deshizo de mis pobres y estoicos hombres de armas. Ah, y el chamán del rebaño seguía bailando con mi cuña y mis hombres de armas a caballo.

En mi turno 4 reagrupé los pegasos, e hice doble carga de cuña a los bestigors (ay mi madre), aniquilándolos al perseguir.

Ojo al nivel de pintado...
En el turno 5 de hombres bestia el carro se reagrupó, la gorgona hizo huir a la cuña más cercana, y la manada cogió el flanco de mi otra cuña. Los minotauros salieron del arco de visión de la cuña restante.


En mi turno 5 decidí mandar los pegasos a socorrer la cuña (había mucho en juego) y reagrupé a la que estaba huyendo. La verdad es en esta ronda se me dieron mejor los liderazgos que hasta ahora. Los pegasos salvaron del exterminio a la cuña, y me conseguí deshacer de la manada de bestias. Además mis cazadores se dieron cuenta de que un objetivo grande a corta distancia se impacta a 3+ e hicieron dos heridas a la gorgona (que sumado a la que le habían hecho los hombres de armas la dejaba ya en 3 de 6).

El turno 6 de hombres bestia fue principalmente salvar los puntos que pudiera, y llegó el turno 6 de Bretonia. Sabía que tenía la partida encarrilada, mis pegasos podían cargar al carro, pero si me hacía una herida se llevaba media unidad. De la misma manera mis hombres de armas a caballo podían intentar pillar al chamán del rebaño, pero si perdían un miembro, aparte de darle media unidad dejaba de controlar un cuadrante. En resumen, decidí ser conservador y solo intentar abatir a la gorgona con los 8 cazadores vivos. Lamentablemente no pude ser, hice 2 heridas, dejándola a 1 sola de caer, lo cual me deja orgulloso de mis cazadores. Al final del recuento gané por unos 1100 puntos, quedándome a 100 de la masacre, pero muy contento porque la cosa se podía haber torcido mucho.



En resumen, una partida casi sin magia, disparo testimonial, pero con una de tortas increíble, muchos chequeos de liderazgo por ambos bandos, y tropas muy resistentes. En mi caso por armadura, en el suyo por resistencia de base. Me encantó la jugabilidad de las bestias del caos, muy divertido.

Y la victoria decisiva me proporcionó 5 puntos, acabando el torneo con 14 puntos de 18 posibles. Mejor de lo que yo esperaba la verdad, aunque sabía de la potencia de Bretonia.

Valoración de la lista

Lo primero, cometí muchos errores de inexperiencia. Lo primero que casi se me olvida rezar con Bretonia (tremendo). Lo segundo que los pergaminos de dispersión tendían a quedarse sin uso. Lo tercero que en las cuñas estuve pegando solo con la primera fila, y los flancos de la segunda y tercera fila, pero la cuarta también pega. No es que a la carga de las cuñas le haga falta, pero son 2 ataques más. Y para terminar, que como jugador orco, pienso en el resultado del combate inmediato, no en cómo me voy a quedar si después persigo o arraso…


En cuanto a la lista en sí…

-El señor bretoniano muy bien, hacer 4 impactos automáticos de F6…ayuda mucho.
-El paladín desafiante muy decepcionante, no hizo una sola herida en desafíos, ya que la mayor parte del tiempo no estaba en ellos.
-El paladín portaestandarte de batalla no estuvo mal, básicamente sumaba ataques a la cuña, pero nada reseñable.
-Ambas hechiceras decepcionantes. Solo lancé 2 hechizos en todo el torneo, ambos dispersados, la resistencia a la magia no la usé ni una vez, y el cáliz de Malfleur me falló un par de veces. Creo que si repitiera llevaría una sola hechicera, quizás a pie, y no sé si nivel 1 o 2, simplemente como portapergaminos.
-La cuña de noveles con su estandarte muy bien, mejor que la de reinos la verdad.
-Las cuñas de reinos muy bien, sobre todo la pequeña, por su maniobrabilidad.
-Los brigands contento, no es que brillaran, pero son muy prescindibles, no dan puntos de victoria y redirigen de lujo.
-Los arqueros y los cazadores de lujo, además salió a cuenta llevar los hostigadores ya que no cabía todo en colina para disparar en dos filas. De verdad que los rentabilicé con creces, me enamoraron.
-El bloque de hombres de armas fue una sugerencia de Rass, y tenía razón, viene bien tener algo con filas, potencia, y que o salva a 4+ en combate cuerpo a cuerpo, o lleva lanzas. Me convencieron por su coste en puntos.
-Las dos unidades de hombres de armas a caballo estelares, controlando objetivos, cazando cositas, atrayendo enemigos, pillando el flanco…con los lobos nunca me sale tan bien.
-Para terminar, los pegasos se comportaron peor de lo que esperaba, pero es que volar es tan valioso…no saldría de casa sin ellos.


Bueno, llegamos al fin de fiesta.

Tras todo el día jugando, los organizadores procedieron a la entrega de premios. Además de un dado conmemorativo para todos los participantes, hubo diplomas de participación, premio a los tres primeros clasificados, premio al ejército mejor pintado, cuchara de palo, jugador más deportivo e incluso sorteos. Y aplauso para los organizadores claro.

En mi caso particular, los 14 puntos significaron un segundo puesto, llevándome el goblin de plata, que en adelante es fanático honorífico, con Pumu a la zaga en el tercer puesto. La victoria del torneo para Juanma, que pilotó a los Ogros hasta la victoria…¡con 3 masacres! Brutal.

El mérito es de Rass, que conste.
No quisiera terminar el artículo sin mencionar las ganas de repetir que teníamos todos, y como nos tiramos fácil una hora después de acabar, simplemente charlando (se rumorea que cierto príncipe funerario fue capaz de acabar con…¡un tanque de vapor!, o que los gigantes de orcos…¡se portaron bien!) y para despedirnos. A ver cuándo podemos liar otra. Os dejo debajo la que para mí es la foto del torneo, solo nos faltó Adán que se tuvo que ir antes de la tercera ronda, entrando Nalter como jugador reserva.

El final de un día estupendo, un honor cruzar rebanadoras.


5 comentarios:

  1. Qué buena crónica!! Se nota que eres general veterano ya. Un ejército nuevo y lo has manejado bastante bien.

    En cuantoa mi opinión de la lista viendo resultados:
    - Dos damiselas fue buena idea. Solo tuviste enfrente un ejército mágico pero de haber usado esos pergas en el momento oportuno, quizás te hubieras llevado al victoria. Me sorprende el poco desempeño mágico de los lagartos con slan la verdad.
    - El paladin desafiador: a mi tampoco me gustó la idea
    - Lo demás bien, es cierto que por ejemplo contra condes (que es donde me he detenido más a ver la imágenes y analizar la pelea) me soprendió las cargas de ese flanco izquierdo. Pensaba: "está confiado en que romperá y no le contracargaran ese flanco quilométrico con los bloques que se deja a su derecha. Veamos que pasa a continuación"...pues que le cargan el flanco, jajajaja. Buena conclusión esa de pensamiento pielverde. Aún así quedar segundo me parece increible, se nota las bases sólidas del juego que ya controlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que nada es que pensaba que la cuña arrasaría hacia los caballeros negros pero no, se me fue al sagrario mortis, y ya todo empezó a torcerse...falta de previsión jajaja

      Eliminar
  2. Enhorabuena por ese segundo puesto, para no tener mucha experiencia con el ejército es muy buen resultado.

    El paladín desafiador es muy circunstancial, normalmente yo lo he visto como "guardaespaldas" del general en su misma unidad. Yo hubiera puesto a la segunda damisela a pié con los hombres de armas, con el hechizo de transformación en oso para darle más pegada en cuerpo a cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una mala idea lo de la damisela con escolta, aunque me hubiera obligado a ser más conservador con los hombres de armas. Pero no me disgusta la idea la verdad.

      Eliminar
  3. Muy buen resumen, así da gusto leer informes de batalla!

    También felicitar a la organización, y a todos los participantes por su buen rollo, fue difícil elegir el jugador más deportivo.

    PD: No fue un príncipe sino un Rey funerario (Comandante) el que acabó con el tanque, con ayuda de los esquelos de la unidad :)

    Saludos!

    ResponderEliminar